Las empresas de vending están en auge

En un momento en el que las máquinas distribuidoras de alimentos y bebidas no son solo un canal más, sino una opción preparada para ofrecer toda la seguridad en cuanto a prevención de contagio de COVID-19, son muchas las empresas y entidades que se están planteando contratar este servicio. Por eso, las empresas de vending están mostrando todo su potencial para ganar terreno frente a los modos tradicionales de consumo.

Nuevas formas de consumo

La distancia de seguridad, las monoporciones, así como el contacto cero en cualquier tipo de compra son tres de los pilares que reinan actualmente en el mercado de la alimentación y bebidas.

Según el informe ‘El usuario de máquinas de vending 2020’ de Aneda, elaborado por la Aecoc Shopper View y patrocinado por Mastercard, el 75% de los consumidores prefiere pagar con tarjeta. En el mismo informe, el 39% confiesa que “nunca lleva efectivo y siempre que puede paga con tarjeta o a través del teléfono móvil”. Esto confirma que los pagos virtuales y contactless ya son una tendencia consolidada en el mercado, de modo que a las máquinas expendedoras que no ofrezcan esta opción no les augura un futuro muy próspero.

Aun así, sigue habiendo mucha consciencia por los productos saludables y sostenibles, que las empresas de vending ya tenían disponibles cada vez más antes de la pandemia.

Productos más consumidos por tipo de consumidor

El informe también revela que el perfil del consumidor de productos vending más común es: hombre, menor de 35 años, que estudia o trabaja fuera de casa.

En cuanto a los productos más consumidos, el 74% de las compras son bebidas (30% calientes y 34% frías). Los momentos de consumo más habituales son a media mañana (39%) y a media tarde (30%), como picoteo y complemento del desayuno y la comida.

Haciendo zoom en un desglose más detallado por perfiles de consumidor, conocemos que:

• Entre las mujeres destaca el consumo de agua, snacks, bebidas vegetales, así como té y café de sabores.

• Entre los hombres, los zumos naturales, el café de máquina, la bollería y los bocadillos calientes.

• Los jóvenes consumen más bebidas energéticas y bebidas vegetales, chocolate caliente y snacks dulces.

• Y, por último, las personas mayores consumen zumos naturales, café de máquina, té, bocadillos fríos y fruta.

Estos datos nos dan una gran pista a la hora de decidir qué productos incluir en una máquina vending ubicada, por ejemplo, en una oficina o en una universidad, donde el perfil de los consumidores será más homogéneo que no en el transporte público o en un aeropuerto.

Beneficios de tener una máquina vending

Con todo, por si aún quedan dudas sobre si instalar máquinas vending en 2020 es beneficioso o no, vamos a listar una serie de beneficios claros que siempre han existido pero que ahora son más necesarios:

• Las máquinas expendedoras están disponibles las 24 horas del día, los 365 días del año. Siempre con el respaldo de las empresas de vending, que hacen el mantenimiento y la desinfección, la reposición de productos y se encargan de gestionar la atención al cliente.

• Todos los productos de alimentación y bebidas de una máquina vending vienen dentro de un envoltorio seguro, sin ser manipulados por nadie en el momento de la compra.

• Permite múltiples formas de pago contactless, como la tarjeta bancaria, la tarjeta vending o el teléfono móvil.

• Mientras que la economía no está en su mejor momento ahora mismo, habilitar un espacio para máquinas vending resulta bastante viable, por el tamaño que ocupa.

• Existen máquinas vending que aseguran el reciclaje de latas o botellas, en un proceso llamado reverse vending, con un sistema compactador ubicado en la misma máquina. Incluso es posible bonificar al consumidor por hacerlo, en forma de descuento o cheque para la siguiente compra. De este modo, además de reducir la generación de residuos, promovemos la sostenibilidad y la incentivamos.

Explícanos tu necesidad.
Nos pondremos en contacto contigo para darte solución