Características de las máquinas expendedoras en espacios de viaje

Cada vez que vamos de viaje en avión, autobús o tren, solemos disponer de un tiempo de espera donde con frecuencia nos entra el hambre o nos apetece tomar café o comprar algo para comer. En otras ocasiones, en cambio, el reloj no está de nuestro lado y el ritmo de viaje nos hace contar con solo un minuto para comprar algo rápido y llevárnoslo en nuestro camino.

No importa el tipo de viaje que hagamos, si vamos en avión o en tren, si el viaje es largo o corto, la hora que sea… En cualquier momento, las máquinas vending son una excelente opción para adquirir productos saludables y nutritivos.

Y es que, aunque no hay nada como la cocina casera, cuando viajamos no siempre tenemos tiempo para prepararnos un “tupper” o espacio para llevarlo encima allá donde vayamos. Además, las normativas de seguridad en transportes como el avión impiden la entrada con bebidas o ciertos tipos de alimentos y, si los queremos adquirir en cafeterías, puede ocurrir que se encuentren cerradas, muy llenas, o no dispongan de la variedad que nos gustaría.

En estas ocasiones, las máquinas expendedoras de vending nos ofrecen facilidades varias para comer cuándo, cómo y dónde nos apetezca.


Disponibilidad 24/7

Los periodos de espera son decisivos a la hora de tomar un tentempié. Contar con mucho tiempo o, al contrario, ir con el justo, influye en dónde vamos a comprar o qué es lo que vamos a escoger para comer o beber.

La disponibilidad que ofrecen las máquinas de vending, 24 horas al día los 7 días de la semana, hace que sean la opción más cómoda a la hora de adquirir productos en cualquier momento en estaciones y aeropuertos. Así, podemos comprar sándwiches, snacks o bebidas de forma cómoda, fácil, rápida y a un precio asequible. Además, al no depender de personal y ser un servicio de self-service, están siempre disponibles. 

¿Qué productos se encuentran en estas máquinas? Se pueden adquirir diferentes marcas de agua, bebidas refrescantes, fruta, snacks, sándwiches y productos que se adaptan a las nuevas tendencias en alimentación sana y equilibrada, para que el viajero pueda alimentarse bien incluso fuera de su hogar. Según la Asociación Europea de Vending (AEV), el producto más vendido en máquinas de vending refrigeradas es el agua.

Además, las máquinas vending de Serunion en los aeropuertos también tienen en cuenta los productos internacionales. De esta forma, las expendedoras incluyen las marcas más comercializadas en distintos países, para que el consumidor, ya sea local o turista, no se encuentre “perdido” ante un mar de productos extraños para él.

Otra ventaja que presentan las máquinas de vending son las opciones de pago, ya que ofrecen mucha flexibilidad. Se adaptan a las nuevas tendencias y entre sus opciones se puede efectuar el pago por móvil o tarjeta bancaria. Si se decide optar por el pago en efectivo, permiten el ingreso tanto con monedas como con billetes.

Además de los diferentes sistemas de pago, las máquinas expendedoras de Serunion Vending disponen de los últimos avances tecnológicos del sector. Un ejemplo de ello es que puedes leer los valores nutricionales de cada producto escaneando un código QR.


Máquinas Serunion Vending en el aeropuerto

Cuando hacemos el equipaje para irnos de viaje en avión cuidamos mucho qué objetos vamos a meter en la maleta, ya que podríamos llevar algo que no esté permitido en el control de seguridad. Las botellas de agua, por ejemplo, son uno de esos objetos que tenemos que comprar en el interior del aeropuerto, debido a que no se pueden introducir recipientes con líquidos de más de 100 ml.

Serunion se preocupa por que las máquinas expendedoras donde adquirir este y otros tipos de productos dentro del aeropuerto se encuentren en espacios de seating en los que se pueda comer, descansar o, incluso, trabajar. Para ello, la zona suele estar habilitada con cargadores, wifi y demás facilidades que favorecen un lugar donde poder estar cómodamente.

De viaje en estaciones de tren y bus

Las estaciones de tren, sin embargo, tienen otras características. En el tren tenemos que pasar un control de seguridad mucho menos restrictivo que en el caso de los aeropuertos. Y la disposición de las estaciones es diferente, ya que en el propio espacio podemos encontrar tiendas y cafeterías. Sin embargo, una vez entramos dentro de la zona de vías, las máquinas de vending son la mejor (o, en ocasiones, la única) opción para adquirir aquello que deseamos.

Las expendedoras, en estos casos, se enfrentan a las condiciones adversas del clima, con lo que su diseño está altamente preparado para garantizar que no se rompa la cadena de frío y que el consumidor final obtenga el producto en condiciones óptimas.  

El tiempo que dedicamos en la estación es menor, pues no es preciso facturar maletas. Para este tipo de consumidores que están “de paso”, Serunion Vending cuenta con máquinas expendedoras con opciones de comida y envases “on the go”,  como café en grano de calidad servido en vasos adecuados y respetuosos con el medio ambiente y con tapa para llevar, o bebidas con tapón para que puedan adquirir su producto y continuar su camino.

En definitiva, vayamos donde vayamos, las máquinas de Serunion Vending se encuentran disponibles en todo lugar y momento para ofrecer la posibilidad de mantener una alimentación saludable, con productos sostenibles y de estacionalidad.


Explícanos tu necesidad.
Nos pondremos en contacto contigo para darte solución